viernes, 15 de febrero de 2019

ARTESANÍA EN EL AULA

¿CÓMO APROVECHAR LISTONES DE MADERA?


Hoy vamos a explicar una técnica sencilla y fácil de llevar a cabo, que nos permitirá aprovechar hasta el último retal del taller.

Consiste en apilar y encolar listones, formando un dibujo geométrico y finalmente cortar nuestro listón múltiple en rebanadas, como si se tratara de una barra de pan.



Los motivos geométricos que obtenemos nos servirán para forrar nuestras construcciones, muebles, etc. Consiguiendo un acabado muy decorativo.

La mejor manera de explicar este proceso es ir analizando cada paso mediante las fotos.

Espero que os guste!!


Vamos a realizar un motivo geométrico utilizando 4 listones de 3x1 cm y 13 de 1x1 cm, como se indica en el dibujo.



Encolamos los listones de forma longitudinal y vamos uniéndolos hasta formar el motivo geométrico. Para extender la cola utilizar un pincel grueso.






















Utilizando sargentos, aplicamos presión en varias direcciones.


Mientras encolamos los listones, vamos a construir un pequeño recipiente de madera que posteriormente forraremos con nuestros motivos geométricos. Hemos utilizado listones de 4 cm. La base tendrá 1 cm de espesor. La base y el lateral del recipiente en total sumarán 5 cm que es justo la medida de nuestro mosaico o motivo geométrico (5x5 cm).


Una vez que tengamos nuestro conjunto de listones terminado, realizamos cortes transversales con la sierra de marquetería.





Pegamos nuestras piezas mosaico sobre el recipiente de madera. En este caso no he tomado bien las medidas y veo que me queda una junta muy grande en cada lateral, pero no importa, podemos arreglarlo con masilla de madera, he incluso conseguir que quede bien.




Cortamos 4 trocitos de listón de 1x1 para rematar las esquinas.

  

Cortamos 4 trozos de listón de 2x1 cm para rematar los bordes.


Lijamos bien los laterales y por último aplicamos cera incolora para que destaque más la veta de la madera.

Este es el resultado!!




miércoles, 9 de enero de 2019

TRUCO PARA QUE NO SE DESPEGUE EL TERMOFUSIBLE

En el aula de tecnología es muy frecuente pegar componentes eléctricos con pegamento termofusible sobre una base de madera. Al principio la unión funciona, pero al cabo de un tiempo, el pegamento se vuelve más rígido y no resiste bien pequeños esfuerzos. El ejemplo más claro es cuando cambiamos las baterías en un portapilas que lleva tiempo pegado, se suele despegar.

En este artículo os proponemos un truco muy sencillo para mejorar la unión. Consiste en lijar las piezas que vamos a pegar. Cuando los albañiles ponen un revestimiento sobre una pared, previamente enfoscan y le dan un acabado rugoso para mejorar la adherencia de las piezas. Nosotros haremos lo mismo.



Pasos a seguir:

  • Lijar uno de los laterales del portapilas.
  • Lijar también la base, en este caso madera.
  • Aplicar el pegamento bastante caliente y pegar la pieza.